top of page

La diferencia entre un casa “estándar” y un casa “diseñada especialmente para tu familia”

En el mercado inmobiliario vemos prácticamente los mismos modelos de casas, la misma distribución y una que otra fachada distinta pero que ligeramente se asemeja al resto del mercado. La diferencia entre un proyecto y otro corresponde al diseño interior / exterior, la calidez de los espacios y las materialidades que utilizaron.


Hay proyectos que son muy exitosos y otros que son “del montón”. ¿En qué se diferencian? Exactamente en eso, en ser diferentes de los del resto del mercado.


En este Blog, hablaremos refiriéndonos al mercado del Diseño de Casas y no a la venta de viviendas masivas.

Hay veces que un simple detalle puede lograr esta diferencia en el mercado inmobiliario, y hoy en día hay una tendencia de diseño que nos ha ayudado bastante a desarrollar proyectos que los clientes aman.


Nuestra mayor propuesta va dirigida a que tu nueva casa, no debe porqué ser igual a la de tu vecino. Como dice nuestra frase de Valores... "Cada familia es diferente", porqué entonces una familia vivirá en una casa igual a la de otra familia.


Cuando concretamos la primera reunión con todos nuestros clientes, la conversación va dirigida a que esperan lograr ellos. Es intrascendente en esta etapa del futuro proyecto el ahondar en el tipo de construcción o la superficie que quieren. Todo eso puede y te aseguro, que va a cambiar al avanzar el proyecto.

Lo importante es que si estás haciendo una gran inversión, al costear los honorarios de arquitectura y la construcción, sea un proyecto que te represente en todo ámbito.



Muchos clientes me dicen, es que quiero construir una casa con 2 dormitorios y un baño en 80 m². Pero en la conversación me dicen que son el matrimonio y 3 hijos. Entonces les pregunto, ¿es lo que quieres o lo que crees que puedes?, entonces se quedan pensando y me responden... si... quiero una casa con 5 dormitorios y 3 baños, en 200 m², pero no me alcanza, así que tenemos que achicarnos. Mi propuesta siempre va dirigida a que diseñemos la casa que quieres, al menos en papel... escribe todo lo que quieres, sin limitarte, y luego lo llevamos a la realidad.


Es importante que entiendas que una decisión esta magnitud no puede ser a la rápida, es imposible que en una o dos reuniones definamos tanto cliente como arquitecto, la solución de lo que será la nueva casa. Es un proceso, a veces más largo de lo que esperas, pero debes tomarte ese tiempo. Una casa no es una pared que pintaste de un color y luego la cambias. Es un proyecto de vida.



Da libertad a tus sueños y pide a tu arquitecto que te oriente a enfocarlo de la mejor manera. Los arquitectos tenemos esas herramientas para que puedas compensar "lo que quieres" con "lo que puedes".





Espero haya sido de utilidad para ti esta información...


Nos vemos en el próximo blog! Un abrazo.





0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page